8 sencillas tareas para que todo diseñador o desarrollador web aproveche el confinamiento

Cualquier freelance o trabajador autónomo se tiene que enfrentar de vez en cuando a periodos donde la carga de trabajo es menor. Estos periodos pueden ser no planificados, o ser perfectamente planificados para tomarnos un descanso o para tener el tiempo necesario para ordenar cosas del negocio que no responden a necesidades específicas de nuestros clientes.

En estas fechas (escribo en abril de 2020), y como consecuencia del estado de alarma que se está dando en muchos lugares debido al Coronavirus, mucha gente (autónomos y asalariados) ha visto interrumpida o disminuida su actividad. Esta situación no tiene por qué ser algo únicamente negativo. Podemos aprovechar este tiempo con el que no contábamos para hacer esas cosas para las que, en otras circunstancias, hubiésemos necesitado realizar un parón planificado o, como suele suceder habitualmente, no hubiéramos encontrado otra alternativa que posponerlas indefinidamente.

Siguiendo con las pautas para mejorar nuestras empresas durante el confinamiento que hemos publicado en el blog de Burman Comunicación (la agencia para la que actualmente trabajo), voy a dar una serie de ideas para que cualquier diseñador o desarrollador web (o cualquier freelance o trabajador del sector web) aproveche esos periodos de parón, planificados o no, y salir de los mismos de la forma más reforzada posible para seguir ofreciendo nuestros servicios en las condiciones más óptimas:

  1. Rediseña tu web. Llevas un par de años con un diseño que en su día te parecía genial, pero el tiempo pasa, y las tendencias y estilos se van actualizando. No tiene por qué ser un rediseño completo. Pueden ser pequeños ajustes que le den a tu sitio web un nuevo aire más actual, y que transmita que sigues activo y dispuesto a renovarte para dar lo mejor de tú mismo. Un pequeño ajuste en el logo, las tipografías, actualizar imágenes o colores puede ser suficiente para transmitir que sigues activo, dando guerra, y con ganas de renovarte para seguir ofreciendo lo mejor de ti mismo.
  2. Actualiza tu portfolio. Es algo muy común en el mundo del diseño y el desarrollo web. Pasas horas y horas afinando diseños, funcionalidades y contenidos para tus clientes, pero el portfolio de tu web lleva sin actualizarse desde hace meses, y lo cierto es que tienes unos cuantos proyectos ya finalizados de los que te sientes orgulloso y que te gustaría enseñar al mundo. Prepara unas imágenes impactantes que sean representativas, dos o tres líneas de texto explicando lo que has hecho, y actualiza tu portfolio.
  3. Actualiza tu perfil en LinkedIn. Muy relacionado con lo anterior. Si no encontramos tiempo para actualizar el portfolio de nuestra web, difícilmente lo habremos encontrado para actualizar nuestros logros en LinkedIn. Esas jornadas a las que acudiste hace un par de meses, ese curso online sobre Progressive Web Apps, o los proyectos que ya has añadido a tu portfolio pueden dar una grata impresión a esos buscadores de talento que quieren un proveedor o socio para su próximo proyecto.
  4. Aprovecha para formarte. Lee, ve vídeos y, sobre todo, realiza proyectos piloto para testear esas técnicas, herramientas o tecnologías que te encantaría aprender, o que crees que te facilitarían mucho la vida en tu día a día. Y no te olvides de incluir estos pequeños avances de conocimiento en tu perfil de LinkedIn.
  5. Actualiza tu blog. Otra de las secciones de nuestras webs que a todos nos encantaría actualizar varias veces a la semana, pero que el día a día hace que, al igual que el portfolio, nuestro último artículo sea de hace varios meses (o incluso años). Si te falta inspiración, prueba a contar algo que aprendiste en alguno de tus últimos proyectos, dificultades a las que te has enfrentado, habla de los últimos pilotos que has realizado, o haz listas sobre qué hacer cuando no tienes nada que hacer 😉
  6. Repiensa tu modelo de negocio. Es un buen momento para hacer balance entre lo que querías hacer y lo que realmente estás haciendo. Si estás a gusto, analiza cómo has llegado a este punto dulce. Apunta las cosas que crees que has hecho bien, también las que has podido hacer mal, las oportunidades que puedes estar dejando pasar y no deberías, y las amenazas y debilidades que se pueden presentar. Si no estás a gusto, realiza la misma reflexión y análisis, y piensa en cómo reconducir la situación y recuperar el espíritu y la ilusión que te hizo empezar en esto (sea lo que sea).
  7. Adelanta y ordena el trabajo administrativo. La aburrida burocracia contable y fiscal a la que todo autónomo se tiene que enfrentar varias veces al año. Repasa tus presupuestos y facturas. Puedes sacar información valiosa sobre proyectos perdidos, trabajos incorrectamente valorados o proveedores con los que deberías hablar o buscar alternativas. También es una buena época para informarte sobre procesos y herramientas que te puedan ayudar a llevar de una forma más sencilla y que te consuman el mínimo de tiempo y energía a estas tareas para poder dedicarte en cuerpo y alma a lo que de verdad te gusta.
  8. Habla con tus colaboradores y clientes. Si tienes colaboradores más o menos estables, o clientes con los que tienes una relación intensa, también es un buen momento para hablar con ellos. En pleno confinamiento por el COVID-19, preguntar qué tal están, o cómo ven el futuro puede hacerte y hacerles sentir más cercanos, fortalecer esos lazos tanto personal como profesionalmente, y servir de desencadenante para grandes ideas y proyectos de futuro. Es importante cuidar la parte humana de nuestras relaciones profesionales.

Como véis, hay muchas cosas interesantes que hacer si nos vemos obligados a detener o bajar el ritmo de nuestra actividad profesional. Las mismas cosas por las que también merece la pena de vez en cuando hacer un alto en el camino e invertir algo de nuestro tiempo a cuidar nuestros pequeños negocios y la gente que permanece a nuestro lado en ellos.

Si tenéis alguna idea más de como aprovechar esos periodos, o quieres compartir la forma en que estas aprovechando el estado de alarma, deja un comentario en esta entrada y ¡aprendamos unos de otros!

Actualidad