Nuestra propia nube en 2 clicks con ownCloud

Bien sea por trabajo o por ocio, la mayoría de nosotros, en nuestro día a día, acostumbramos a acceder a documentos o aplicaciones informáticas a través de diferentes dispositivos (ordenador de sobremesa, portátil, tablet, teléfono móvil) y desde diferentes ubicaciones (la oficina, nuestra casa, esperando el autobús). Esto ha incrementado el uso de lo que se denomina “la nube”, que como bien suele recordarnos Richard Stallman, no es más que el ordenador o el conjunto de ordenadores de otra persona que lo ha puesto accesible en Internet para que le dejemos ahí nuestras cosas.

En torno a esta “filosofía” se han desarrollado también diferentes conceptos como el “alojamiento en la nube” o “cloud hosting”, el “procesamiento en la nube” o “cloud computing” y alrededor de todo ello servicios o productos como Software As A Service o SAAS, o Platform As A Service o PAAS y una casi interminable lista de siglas y palabras que giran en torno a “la nube”.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA NUBE

A cambio de dejar nuestras aplicaciones, datos e información en las máquinas de esas amables personas, obtenemos la seguridad de que lo que depositamos estará siempre disponible desde cualquier equipo o ubicación, sin depender de llaves USB, discos duros portátiles, conexión a una red local, o cualquier otro condicionante. A cambio, en algunos casos se nos pedirá dinero, y en todos los casos confianza en que nuestros datos permanecerán inalterables y protegidos de miradas indiscretas o personas malintencionadas. Ahí es donde mi tocallo Stallman nos mete el dedo en la llaga al recordarnos que operar en la nube siempre implica regalar nuestros datos e información a una tercera persona, y eso en la era del Big Data, del Web Scraping y de la obsesión de los gobiernos por la ultraseguridad y el control de las comunicaciones puede poner en jaque nuestra privacidad y algo más.

Todo esto merece prestar un poco más de atención a la seguridad de nuestras comunicaciones y el rastro digital que vamos dejando en nuestro día a día. Pero también es cierto que hoy en día resulta complicado desarrollar una vida profesional y también personal sin hacer uso de estos servicios y, por qué no decirlo, sin aprovecharnos de sus evidentes ventajas.

BUSCANDO EL EQUILIBRIO: CREA TU PROPIA NUBE

Si eres del tipo de persona que no acaba de sentirse cómoda dejando tus fotos, nóminas o datos de agenda en máquinas de grandes corporaciones o de empresas desconocidas, pero tampoco te convence liarte la manta a la cabeza montando un pequeño servidor en casa accesible desde la red, entonces tal vez te interese esta pequeña guía para instalar una nube privada en tu hosting compartido. Una fórmula intermedia, donde sigues almacenando tus archivos en la máquina de una empresa, pero al menos esa empresa es conocida (es tu proveedora de hosting), y además tú pones la reglas sobre la nube que montas: cifrado, cuotas, seguridad, etc.

Habrá a gente que esto ya le suene complicado, pero no lo es. En unos pocos clicks lo tendrás montado, y todo gracias a ownCloud.

¿QUÉ ES OWNCLOUD?

Es una aplicación de software libre para alojar ficheros online. En su origen, formó parte de la comunidad KDE, aunque en la actualidad es ya un proyecto autónomo e independiente. ownCloud se define como un hogar seguro para todos tus datos, y ofrece poder acceder y compartir calendarios, contactos, correos y mucho más desde cualquier dispositivo, y bajo tus condiciones y preferencias.

Existen proveedores de servicios de alojamiento en la nube basados en ownCloud, pero esto en el fondo no se diferencia demasiado de los grandes servicios que todos conocemos. Simplemente apostaríamos por una empresa que hace uso de un producto libre y abierto, pero debemos seguir inviertiendo una alta dosis de confianza en su política de tratamiento de la información y privacidad.

Como todo buen proyecto de software libre, también podemos descargarnos la aplicación para trastear en su código, adaptarla a nuestras necesidades o hacer mejoras de las que se beneficie toda la comunicad. Y también podemos descargarla, claro está, para instalarla y hacer uso de ella. Esta es la fórmula más interesante para el propósito que buscamos: montar nuestra propia nube privada online.

PRERREQUISITOS

1. Acceso de escritura al servidor web, para poder copiar allí los ficheros de la aplicación (veremos que sólo se necesita 1).

2. PHP 5.4 o superior

PASO 1: DESCARGANDO EL FICHERO DE INSTALACIÓN

  • Desde la sección de instalación de la página de ownCloud (https://owncloud.org/install/), buscamos el área de descarga de la aplicación y pinchamos sobre el botón “Download”:

Shared Hosting ownCloud

  • En la nueva ventana que se nos abrirá, en el menú superior seleccionamos la pestaña Web Installer For Shared hosts y descargamos el fichero de instalación setup-owncloud.php.

Shared Hosting ownCloud

PASO 2: SUBIMOS EL FICHERO DE INSTALACIÓN A NUESTRO SERVIDOR DE ALOJAMIENTO

  • Para ello usamos SSH, SFTP o la forma que solamos utilizar para subir el fichero a nuestro alojamiento.

PASO 3: EJECUTANDO LA INSTALACIÓN

  • Abrimos un navegador de internet y accedemos a la URL del fichero de instalación recién subido.
  • Automáticamente se lanzará el proceso, que consta de una primera verificación de dependencias y de un pequeño y sencillo asistente.

Shared Hosting ownCloud

  • En mi caso, por ejemplo, detecta que me faltan dos módulos de PHP (php5-curl y php5-gd) necesarios para usar ownCloud.

Shared Hosting ownCloud

  • Para esta guía estoy usando un servidor local con Linux Mint, así que instalo los paquetes y continúo.

Shared Hosting ownCloud

  • Cuando todas las dependencias estén cubiertas, el asistente nos pregunta en qué directorio instalar ownCloud. Podemos indicar el nombre de un directorio si vamos a compartir el espacio de archivos con otras aplicaciones, o si estamos en un alojamiento que vamos a dedicar exclusivamente a nuestra nube privada introducimos “.”. En mi caso dejo la opción que me propone el asistente, que es la de instalarlo en un directorio aparte, y puso Next:

Shared Hosting ownCloud

  • Si todo va bien, nos aparecerá una página como la siguiente, y pusamos Next:

Shared Hosting ownCloud

  • Ahora nos pide algunos datos de configuración, como el usuario y la contraseña de ownCloud, el directorio del servidor web donde almacenar los documentos y la configuración de la base de datos que se creará (motor, nombre de la BD, usuario y contraseña de administración)

Shared Hosting ownCloud

  • Introducidos los datos, pulsamos Next y ya tenemos instalada nuestra nube privada en un servidor web compartido

Shared Hosting ownCloud

SIGUIENTES PASOS

  • En esta guía solo indico cómo instalar ownCloud en un servidor web. A partir de aquí habría que hacer algunos pasos elementales para utilizar nuestra nube privada con seguridad y poder sacarle el máximo rendimiento. Los siguientes pasos que yo he realizado para configurar mi nube son:
    • Instalar un certificado SSL en el servidor web para cifrar todo el tráfico desde y hacia mi nueba nube.
    • Instalar un cliente de ownCloud en todos los dispositivos desde los que quiero acceder a mi nube. En mi caso, mi portátil y mi teléfono móvil.
    • Por defecto, la configuración de origen de ownCloud puede servirnos como punto de partida, pero siempre viene bien darle un repaso para configurar una cuota y no sobrepasar el límite de almacenamiento de nuestro alojamiento, o para empezar a compartir carpetas con otros usuarios.

De momento, esta guía puede servir como punto de entrada a disfrutar de las ventajas de los servicios de almacenamiento en la nube sin entregar nuestros datos a alguien totalmente desconocido, y con unos niveles de seguridad y privacidad más personalizables y controlables que con otros servicios. En cualquier caso, estoy seguro de que Richard Stallman tampoco aprueba este tipo de configuraciones, aunque estén basadas en un producto de software libre y abierto como ownCloud.

Y tú, ¿confías en los servicios en la nube o eres de los que gusta controlar y filtrar cada bit de información que ceden o comparten?

ActualidadSoftware Libre